Cómo apagar correctamente una vela

¿Sabes apagar una vela?. Descubre cómo hacerlo correctamente y saca más partido a tus velas.

Probablemente hayas estado disfrutando de tu vela aromática toda la tarde, su bonita luz y su agradable fragancia. Por fín tienes un agradable aroma en el salón o habitación, pero es hora de irse a dormir y apagarla, soplas y ... oh, no !, ese desagradable humo y olor !!

Efectivamente, NO sabes apagar correctamente una vela, ¡¡ has soplado !!

Al igual que un leño, la mecha sigue consumiéndose mientas hay brasa... lo cual merma las propiedades caloríficas y de duración de la mecha.

Las velas han de apagarse asfixiando su llama. Para ello:

a) podemos usar un apagacandelas (raros de encontrar),

b) lo más habitual es mojarse los dedos y presionar la mecha (sí, como en las películas). Si lo haces bien y rápido no te quemarás.

c) ahogar la llama dejando la vela sin aire. Es fácil si la vela está en un vaso, soporte o jarrón, porque colocando encima una tapa de cristal o plato, la llama irá consumiendo el oxígeno hasta apagarse sin humo.

d) ahogar la llama en la propia cera de la vela. Con esta acción además le das a la mecha combustible para el siguiente encendido. Con un palito metálico empujas despacio la punta hacia abajo hasta introducirla en la cera fundida ... ¡¡No olvides colocarla luego derecha !!

Apagar una vela correctamente no solo evitará ese molesto humo que encima huele mal, además estás preservando la mecha para la próxima vez que la enciendas. Así que recuerda estos trucos y disfruta al máximo de tus velas


Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información